A partir de hoy

0
2

Por Orlando Gil

Antes se promovían perfiles de los potenciales miembros de la Junta Central Electoral: apolíticos, apartidistas, probos, etcétera. Era un chiste que al final todos reían.

Ahora la escogencia parece más fácil, pues solo basta que sean independientes. Independientes que se confían a la sociedad civil o que cuentan con las diligencias del compadre.

Una palabra de este tiempo y que define el cambio: mientras menos poder tenga el PRM o el régimen, mayor felicidad para todos.

El PLD era una especie de dictadura con respaldo popular, ahora se quiere lo contrario: que el respaldo popular se disperse de tal manera que no se constituya en dictadura.

La ley anterior imponía que los integrantes del organismo fueran abogados, la nueva legislación amplia el espacio y consiente en que solo el presidente sea letrado.

Los demás, de ciencias diversas.

La comisión nombrada por el Senado está supuesta a reunirse hoy al mediodía, y al decir de consultados, ninguno lleva agenda propia o por adelantado.

El PRM quiere que se barajen independientes, y por igual La Fuerza del Pueblo, y se cree que lo mismo Alianza País y el PLD, cuyas directivas fueron visitadas por Luis Abinader la semana pasada.

El consenso fue la mesa que más aplaudió, y por tanto, se lleva la niña. Aunque habrá que ver, pues existen situaciones a considerar.

¿Cómo puede hablarse independencia hacia afuera si no se permite independencia adentro? Si el Senado es una rama del poder Legislativo ¿cómo se le fuerza desde el partido o del liderazgo mayor a moverse alrededor de lo previsto? Una dinámica controlada, una democracia dirigida.

Si el mundo fuera lo que dicen los políticos a viva voz, casi a pregón, el mundo no tuviera complicaciones y fuera agua mansa que corre. El mundo, sin embargo, no es decir de políticos, sino un hacer de los mismos políticos.

Habrá que ver llegado el momento, si la disciplina es más importante que el libre juego de ideas o de intereses en el campo abierto del solar.

La mala crianza podría asomar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí