SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El candidato a la presidencia del Colegio Dominicano de Periodistas, David R. Lorenzo, pidió a los miembros de la agrupación a elegir bien este 30 de agosto a sus nuevas autoridades, porque de lo contrario la institución podría retroceder al descalabro económico y moral, la falta de transparencia, el secuestro institucional, posiblemente a su aniquilamiento y al entierro de las aspiraciones de modificar la Ley 10-91 para tener el CDP anhelado desde el 1970.

Lorenzo, candidato por el Movimiento Convergencia, dijo que la actual gestión que encabeza el profesor Adriano De la Cruz encontró un CDP económicamente quebrado, y administrativamente envuelto en un desorden, y que pese a los esfuerzos por mejorarlo, todavía falta mucho por hacer.

Expresó que pese a ciertas críticas, las actuales autoridades han manejado con pulcritud los exiguos fondos que reciben, presentó un proyecto que modificaría la Ley 10-91 e implementó un nuevo formulario que no permite el ingreso al gremio de nadie que no se haya graduado de periodismo.

Agregó que también instalaron una moderna sala digital, están remodelando con recursos propios la tercera planta del edificio de la institución; están instalando un centro odontológico y han impartido decenas de cursos, talleres y diplomados, entre otras cosas.

Señaló que pese a todo, el CDP sigue estando en descalabro económico y no ha salido de ser una institución vergonzosamente pedigüeña, por la herencia encontrada.

Manifestó que su principalmente meta será lograr que se apruebe el proyecto de colegiación, el cual es su principal autor, que se encuentra en el Senado y que procura regular el ejercicio profesional del periodista y cobrar un impuesto a través de la Dirección General de Impuestos Internos, para que el CDP sea autosuficiente económicamente y deje de ser una institución que practica la mendicidad.

Enfatizó que muchos de los candidatos que han aspirado a dirigir el CDP no son abanderados de la colegiación, aunque por demagogia hayan hablado de eso, y que está seguro que aun no conocen bien la actual ley 10-91, no han leído el proyecto de colegiación y mucho menos saben lo que dicen los tribunales respecto a ese tema.

Enfatizó que por tanto, si se vuelve al retroceso, «el deseo por el que muchos luchamos y nos sacrificamos por tener un Colegio de Periodistas viable, respetado, transparente, democrático y que garantice la profesionalidad, se irá al zafacón y será cosa de la historia.

Dijo que es lamentable que 36 años después de aprobarse la ley 148 que creo el primer CDP, por la incapacidad e ignorancia de casi todas las directivas, la profesión del periodismo sigue siendo la más vulnerable, debido a que cualquiera es periodista, cualquiera trabaja en un medio de comunicación, cualquiera dirige una escuela universitaria de periodismo, cualquiera es miembro de esa agrupación y cualquiera puede dirigir al CDP.

Deja un comentario