Piden desenterrar “esclavizado” de ruinas de San Francisco y hacerle memorial

0
4

Osamenta presenta grillete y encadenamiento en su cuerpo del castigo colonial

Santo Domingo- Es un deber histórico la reparación de los pueblos que han sido víctimas de la trata de esclavo y la esclavitud. La trata de esclavos, entre los siglos XVI y XX arrancó a millones de africanos de sus hogares a los cuales deportó y esclavizó en diferentes partes del mundo. América Latina y el Caribe ha sido un testimonio de esa desgarradora historia en cuyo epicentro se encuentra la República Dominicana, la cual tiene el deber, junto a los pueblos de la región, exigir reparaciones para las victimas ese pasado doloroso que se desenvuelve en un mando de silencio e invisibilidad.

En tal sentido apelamos a las autoridades de la Alcaldía del Distrito Nacional de Santo Domingo y al Ministerio de Cultura a desenterrar la osamenta de un africano esclavizado que yace en las ruinas del convento de San Francisco el cual muestra la condena del castigo eterno de un grillete adherido a su cuerpo como si se tratara de un castigo eterno y solicitamos levantar una tumba memorial para el descanso en paz del rebelde , la cual lleve una llama votiva en su centro para exaltar la resistencia africana como expresión libertaria y de dignidad humana, expresó Darío Solano, coordinador de la Fundación La Negreta y miembro del Comité Dominicana de la Ruta del Esclavo de UNESCO.

Recordar que en medio de excavaciones arqueológicas en 1990, el antropólogo Fernando Luna Calderón encontró los restos humano de un esclavizado encadenado en las Ruinas del Convento de San Francisco. El descubrimiento mostró una osamenta que presenta un grillete escrutado en el fémur, retrato vil que denuncia las penurias vividas en la isla por los africanos. Para dichas osamentas, pedimos desenterradlas con toda la rigurosidad científica y propiciarle un desagravio para exaltar el arrojo que le merecieron tan denigrante castigo, erigiéndole la tumba propuesta como acción redentora al mismo nivel de la gallardía que le merecieron tan oprobioso crimen, reitero Solano.

Apelar a la conciencia y al reconocimiento de esa presencia nos obliga a desvelar la memoria del sello del olvido que enmudece la ciudad. Es hora de empezar con la tarea ciudadana de hacer visible esa presencia simbólica y real de África; su voz, su rostro, su dolor, el sudor y la sangre y dignidad que campea nuestra historia. En medio de la geografía de la ciudad del Santo Domingo colonial y sus áreas adyacentes está la penuria de los africanos que pagaron con su vida el arrojo al enfrentar la esclavitud.  Es así que para Darío Solano la ciudad. Santo Dominio debería tener un museo a la esclavitud y un centro cultural dedicado a la madre África dado el rol de esta ciudad dentro del marco histórico de ese azaroso pasado colonial. El olvido y la discriminación racial han sido las peores pandemias para con  el legado africano y para los afrodescendientes le han tocado vivir en el mundo, concluyó.

Para más información: Darío Solano, Telf: 829 683 5035, e-mail: [email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí