17
Wed, Jul

Un Dron en la Frontera entre República Dominicana y Haití

Dron en Jimaní de 8/3/2019.

Reportaje
Typography

Por: Elizabeth Encarnación y Yajahira Pérez

La vigilancia en la frontera es dinámica porque muchas personas utilizan diferentes vías para evadir los controles, como trasladar indocumentados en un camión simulando un cargamento de repollo, y en su centro: un grupo de extranjeros.

Sin palabras rebuscadas, el general de Brigada Alexis Santana Almonte, Ejército República Dominicana (ERD), director general del G2, afirma que son constantes y dinámicas las estrategias para proteger la frontera entre República Dominicana y Haití. 

De ahí nace la idea de utilizar drones para vigilar este espacio limítrofe, que tiene una extensión de 391 kilómetros lineales y está en la parte occidental de la isla ocupada por ambos países.

Miembros de G2, en labores con drones en Montecristi en fecha 8/3/2019.

La Dirección de Inteligencia Auxiliar de Estado Mayor (G2) es la agencia del ERD responsable de elaborar las estrategias de inteligencia que se aplicarán en las diversas misiones de esa institución.

El comienzo

“Vista la gran importancia que se está dando a esta tecnología a nivel internacional, vimos como una necesidad usar este tipo de herramienta para reforzar la vigilancia. Entonces el comandante general del ERD, Estanislao Gonell Regalado, lo valoró y dispuso la adquisición de los mismos”, explicó el director de Inteligencia.

“Teníamos el levantamiento de esa necesidad porque permanentemente nuestra agencia está haciendo revisión de los planes, pero también estamos observando las debilidades que tiene la frontera, para poder ajustar los procedimientos”.

Aclara que con anterioridad el Ministerio de Defensa de la nación dominicana había usado drones con características similares a los usados en la frontera.

“Fantástica la experiencia”

El general califica de fantástica la experiencia con estos equipos por su gran alcance y por ser muy silenciosos.

“Esto permite que si el operador del dron detecta un ilícito puede alertar a la unidad que está en tierra para que actúe”.De Izquierda a Derecha el cabo Nelson García, Yajahiara Pérez y Elizabeth Encarnación en la sede del G2 en Santo Domingo, 9/6/2019.

Indocumentados y contrabando

Con unos ocho meses operando, 18 drones que en este momento se están utilizando, han detectado caminos que traficantes de indocumentados han creado, y contrabando de productos y mercancías. 

Según las Memorias del Ejército de República Dominicana (ERD), esa institución militar incautó entre agosto de 2016 y agosto de 2018 los siguientes productos comestibles.

• 246,002 libras de ajo

• 49,000 sacos de arroz

• 9,971 sacos de cebolla 

• 1,451 libras de mariscos

• 151,941 unidades de sopita

• 6,288 unidades de leche

• 831 sacos de habichuela

Santana Almonte especifica que al frenar la entrada de productos de contrabando se protege a los negocios formales de República Dominicana.

Pasión y entrega

Al reflexionar sobre sus más de tres décadas al servicio del ERD y de su patria, el general afirma: “Me siento excelente porque el resultado del trabajo es lo que gratifica a uno al final del día…” Respira… prosigue: “Con la Inteligencia es que los superiores pueden tomar las decisiones con respecto a las operaciones que se vayan a hacer”.

El Director de Inteligencia del Ejército General de Brigada Alexis Santana Almonte, ERD. quien posee el cargo de Auxiliar de Estado Mayor G-2; junto a las periodistas Yajahiara Pérez y Elizabeth Encarnación .

Tenía solo 16 años cuando, por vocación, entró al Ejército. Aunque sus compromisos dejan un corto margen para el descanso, está adaptado a esa dinámica.

A la pregunta de cuál sería su profesión si naciera de nuevo, no dudó en constatar, lo hizo rápido y con una sola palabra: Militar.

“El Ejército me ha dado disciplina, la cual le provee al ser humano éxito en cualquier actividad que se dedique”.

Resaltó que el militar casi no habla de su vida, pero es porque no hay oportunidad para ello, pero resalta que los uniformados tienen una familia y son sociales y colaboradores.

Sobre el equipo a su cargo indica que en cada instalación militar del ERD hay un miembro de Inteligencia y que, entre otros factores, las instalaciones del G2 cuentan con permanente energía eléctrica y comunicación para garantizar el éxito de cualquier operación.

Militares en la frontera

Dice que los militares desplegados en la frontera gozan de reconocimiento especial. “Muchos de ellos tienen sus familiares aquí (Santo Domingo) y deben esperar muchos días para verles. Ellos están haciendo una labor extraordinaria cuidando nuestra frontera”, asegura.

Juventud y tecnología

El cabo Nelson García, de 25 años, sub-encargado de Tecnología del G2, aporta otro rostro a esta estrategia de vigilancia fronteriza.

Al ser entrevistado debajo de una mata de cajuil, cuenta que desde Santo Domingo va dos o tres veces por semana a los diferentes puntos fronterizos a maniobrar los drones a su cargo, responsabilidad que comparte con otros compañeros.

Más de ocho mil uniformados, equipos  y unidades de transporte

Para lograr los objetivos de protección fronteriza, junto al apoyo de más de ocho mil uniformados apostados en toda el área, equipos tecnológicos y vehículos, los drones son fundamentales, porque permiten cubrir y vigilar  puntos ciegos, aportando efectividad a la misión.  

“Podemos cubrir un área de tres kilómetros con un mínimo de personal. Lo que el dron capta se enlaza al centro de monitoreo en tiempo real y se actúa en consecuencia”, apunta el cabo García.

Hay dos tipos de centros de monitoreo: móvil y en base. El móvil es un vehículo que se traslada a diferentes puntos y el de base está fijo.

Tipos de drones

También son utilizados dos tipos de drones: el de corto y el de gran alcance. El primero, un Mavic 2 Enterprise, es para operaciones más tácticas porque no se escucha. Tiene autonomía de 30 minutos en el aire, alcance de dos kilómetros a la redonda de zoom digital y puede elevarse y desplazarse hasta seis kilómetros.

El más grande, Matrice 210, se usa para operaciones nocturnas. Puede volar por 38 minutos hasta una altura de 2.99 kilómetros. Tiene alcance  de unos 12 kilómetros de zoom digital y puede desplazarse ocho kilómetros, es a prueba de agua, pesa entre doce y diez libras.

Este joven militar, apasionado con la tecnología, recuerda su primera misión en la comunidad de Bánica, provincia Elías Piña, al oeste del país. 

“Fue por donde pasan personas indocumentadas. Con los drones observamos la acción y activamos los controles correspondientes; esa fue mi primera misión”. 

Dijo que desde el Ejército a muchos soldados les enseñan creol para que en sus operativos el idioma no sea una barrera.

Recuerda con agrado la inauguración del Puesto de Carrizal, en Comendador, Elías Piña, donde, como de costumbre, echaron a volar los drones.

Carrizal es el cuarto Puesto Interagencial de Gestión Coordinada de Frontera, inaugurado el pasado seis de junio, en un acto encabezado por el presidente Danilo Medina y los altos mandos militares. 

Los otros tres puestos operan en las provincias Valverde, Azua y Montecristi.

Las autoridades militares prevén la construcción de diez puestos de este tipo.

Estos puestos de agencias conjuntas procuran reducir en la frontera dominico-haitiana las acciones ilícitas que atenten contra la soberanía territorial, la integridad y los intereses nacionales de República Dominicana.

 

Add comment


Security code
Refresh