Por Freddy P. Galarza 

New York.- La situación económica del CDP, parece agudizarse cada ves más, según ha declarado en reiteradas ocasiones el director ejecutivo de la institución David Lorenzo.

Las recaudaciones que a través del cobro al impuesto a la publicidad que por ley corresponde al CDP, no ha surtido el efecto esperado desde su aprobación porque los medios no han cumplidos con la misma. Lo poco que se recupera es a cuenta gota.

Por Rodolfo R. Pou

Abraham Lincoln, considerado entre los estadounidenses como el mejor y más querido presidente de su historia constitucional, veía de gran importe tener a su disposición un gabinete compuesto por rivales, más que uno sumiso a una misma línea de pensamiento. Justo en el marco de una guerra civil, el fidedigno líder sabía que la fortaleza de su nación recaía en el compromiso colectivo de hacer bien por ella a pesar de la diversidad de opiniones que validara esa joven democracia y fue por ello que al organizar su  anillo ejecutor lo hizo con figuras de tendencias disímiles. 

A más de siete vigésimas de haber pasado ese escenario somos muchos los que nos identificamos con esa idea y con el gran conciliador de antiguas oposiciones. El adeudo unido en apoyo de una idea de nación es un concepto que nunca debe ser abandonado o descartado sin importar los recursos que se requieran para llevarlo a cabo. Y es pensando en ello es que recalco en mis recientes artículos el compromiso de publicar un ciclo de opiniones que lleven claridad a los miembros de cualquiera de las diásporas dominicanas en el exterior. Conceptos que acarreen elementos en común entre los antagonistas socio-políticos y que además sean capaces de transmitir fortaleza, a nuestro conjunto de quisqueyanos a pesar de las diferencias que desde la isla permean su potencial. 

Por Sucre Vasquez 

En la comuidad dominicana en Puerto Rico. Anoche, miércoles y también el lunes feriado, asistí, en ambas fechas, para botar el golpe y confraternizar con figuras de esa razón nacional, que siempre llama., en el local de la llamada Alianza Dominicana en Santurce. Sin embargo, principalmente la noche del miércoles, pude observar que casi todos, son unos irredentos chismosos, tirando indirectas y chismes de otros miembros de la comunidad que estaban ausentes. 

Lo peor es que lo hacen con un gozoso deleite, además de una falta de cortesía, unos y otros, que a la verdad pasma. Los une, por lo general, juegos, como el dominó, con sus garatas absurdas, que, a mi juicio, es un elemento disociador. Quizás, por eso se divierten tanto. Debieran aprendeder de los cubanos, en Puerto Rico y Miami que siempre van unidos, con deleite con ideas productivas, respaldándose, en los puestos de trabajo, en las reuniones sociales, las benditas cubanas prefieren cubanos, se reparten todo entre ellos y se sobra algo, también, en en buena lid, se lo reparten armoniosamente, han sido las experiencias recabadas en Puerto Rico y Miami, a través de las décadas. 

Por Manuel Hernández Villeta

Los informes de organismos internacionales a veces pecan de tremendistas. Son los responsables de los programas que mantienen la injusta distribución de las riquezas, y siempre están de espaldas a realidades sociales y económicas de los países del tercer mundo.

Su indiferencia es casi total en lo que se refiere a programas de educación, de salud y de cobertura energética. Cuando ven soluciones es en la supra-estructura, en cambios de programas y metodologías, pero nunca van a  la raíz de los problemas.

Esos organismos internacionales, que son punta de lanza de los países desarrollados, enhebran programas planificados en salones repletos de tecnócratas donde la mujer, el hombre y los niños comunes y corrientes, no pasan de ser simples datos numéricos.