Por: Carlos McCoy

 Vimos y leímos el discurso de toma de posesión para este segundo término del Presidente Lic. Danilo Medina.  Nos extrañó no escuchar, ni ver la palabra “deportes” en esa disertación. 

Decimos que nos sorprendimos de no ver el deporte como uno de los tópicos en la pieza oratoria del mandatario, porque, para lograr el desarrollo de un país se necesitan ciertas condiciones básicas.

Por Yovanny A. Díaz M.

Mucho ha pasado desde los días en que la ciudadanía veía con admiración a un agente de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET). Dulces recuerdos aun vagan en nosotros de esas épocas en que la AMET tenía un carácter administrativo, en que la justicia era un valor que guiaba su ejercicio y por tanto, podía usted ser un carbonero o un general  y si vulneraba la norma, era fiscalizado. La decencia y el decoro adornaban su proceder, en tanto rectitud nunca le quito modales para dirigirse a los ciudadanos, siempre recordaremos la gestión de Hamlet Hermann.  

Un buen día decidimos obviar las normas bíblicas y procedimos a “tirar perlas a los cerdos”, entonces la AMET pasó a la Policía, quedo atrás la decencia y el decoro, para que hoy su accionar este dominado por la soberbia y la prepotencia selectiva, en la que existen dos clases de conductores unos con inmunidad y otros con el perfil a fiscalizar. 

 Por J.C. Malone

 Nueva York.-Los Clinton son la pareja más talentosa de la política estadounidense y mundial del último cuarto de siglo. Sin reducir su altísima de rechazo, Hillary marcha hacia una victoria arrolladora, porque no hay debates electorales, hay una comedia en torno a Donald Trump.

Los problemas de Trump resultaron ser tan serios y atormentantes, que nunca pudimos discutir los de Hillary.

Por Juan Bolivar Diaz

El presidente Danilo Medina inauguró su segundo período gubernamental con un balance bien optimista de su pasada gestión y un rosario de promesas que en su mayoría son reiterativas de las formuladas hace 4 años, convencido de que está realizando una revolución transformadora de la sociedad dominicana.

El discurso presidencial no configura los cambios fundamentales que demanda la oposición política y la sociedad civil con un pacto político-social por la institucionalidad democrática, nuevo modelo de desarrollo que promueva la producción y exportaciones, que contenga los déficits fiscales, el endeudamiento y el clientelismo y sancione la corrupción.