“Cuando el amor en todas sus dimensiones se manifiesta, este produce una sensación de bienestar extraordinario! Algo así como mágico!. El amor sana, libera, fortalece, salva. De aquí nace la paz, la buena salud física, mental y espiritual”

Por Jacqueline Tineo

Nada es fácil en la vida, nada, pero cuando nos abrimos a lo posible y deseamos con todas nuestras fuerzas lo mejor, lucharemos por ello y se conseguirá. No se cuándo ni dónde, pero se dará, y no son sólo palabras bonitas, son palabras nacidas de experiencias vividas!.

 Por Rodolfo R. Pou.

Hace apenas unos días que en la Ciudad de Miami se celebró la denominada XV Cumbre Latinoamericana. Una reunión que se subtituló con la más minúscula de las tipografías con el detalle de “Gobernanza y Marketing Político”, no así de Presidentes, pero que, por el movimiento a través de redes sociales, medios de comunicación y promoción se pensaría todo lo contrario. No es por coincidencia que se haya realizado en esta ciudad de Miami, ya que la metrópolis es vista como el epicentro de Latinoamérica en cuanto a reuniones de este tipo se refiere.

Anteriormente en el pasado Miami había servido de escenario para valiosas e importantes Cumbres de Naciones del hemisferio y sus respectivos Jefes de Estado, como lo fuera la Cumbre de las Américas efectuada hace veinticuatro años. Desde entonces el utilizar las palabras Cumbre-Latinoamérica-Miami, asegura a los organizadores de cualquier encuentro una increíble proyección e importante convocatoria y hasta una fructífera sesión, si así pudiera decirse.

Por Freddy P. Galarza 

New York.- La situación económica del CDP, parece agudizarse cada ves más, según ha declarado en reiteradas ocasiones el director ejecutivo de la institución David Lorenzo.

Las recaudaciones que a través del cobro al impuesto a la publicidad que por ley corresponde al CDP, no ha surtido el efecto esperado desde su aprobación porque los medios no han cumplidos con la misma. Lo poco que se recupera es a cuenta gota.

Por Rodolfo R. Pou

Abraham Lincoln, considerado entre los estadounidenses como el mejor y más querido presidente de su historia constitucional, veía de gran importe tener a su disposición un gabinete compuesto por rivales, más que uno sumiso a una misma línea de pensamiento. Justo en el marco de una guerra civil, el fidedigno líder sabía que la fortaleza de su nación recaía en el compromiso colectivo de hacer bien por ella a pesar de la diversidad de opiniones que validara esa joven democracia y fue por ello que al organizar su  anillo ejecutor lo hizo con figuras de tendencias disímiles. 

A más de siete vigésimas de haber pasado ese escenario somos muchos los que nos identificamos con esa idea y con el gran conciliador de antiguas oposiciones. El adeudo unido en apoyo de una idea de nación es un concepto que nunca debe ser abandonado o descartado sin importar los recursos que se requieran para llevarlo a cabo. Y es pensando en ello es que recalco en mis recientes artículos el compromiso de publicar un ciclo de opiniones que lleven claridad a los miembros de cualquiera de las diásporas dominicanas en el exterior. Conceptos que acarreen elementos en común entre los antagonistas socio-políticos y que además sean capaces de transmitir fortaleza, a nuestro conjunto de quisqueyanos a pesar de las diferencias que desde la isla permean su potencial.