Por J.C. Malone

Nueva York.-La senadora estatal Marisol Alcántara recién inventó el triunfo del fracaso, una paradoja política fuera de serie, fracasó buscando la reelección, pero triunfó estableciendo un sólido liderazgo.  Robert Jackson, un afroamericano apoyado por blancos, le ganó con unos 25 mil votos, ella obtuvo unos 18 mil.

 Cuando Marisol ganó el escaño en 2016, sacó unos ocho mil votos, en 24 meses movilizó unos 10 mil nuevos votantes.

Por: Belinda Lorenzo Morales

El huracán María pasó por la isla y se dejó sentir, todavía es tema de conversación en las oficinas médicas, el colmado y la plaza. Hoy se revive ese momento luego de un año de haber dejado desolación y desesperanza a su paso.

Hoy podemos recordar el suceso, pero nos llena de satisfacción poder ver todo lo que hemos logrado y lo que falta por hacer. Puerto Rico se ha reconstruido gracias al poder, la fe y la esperanza de su gente. Un pueblo se ha unido con un mismo deseo. El deseo de superación y el amor por ver su patria restablecida.

Por Awilda Gómez/www.prensalatina.net

A un año del Huracán María todavía se escuchan en los noticieros locales de la hermosa aún isla del encanto de vagones repletos de ayuda para los damnificados del Huracán María que no fueron entregados. .. Aún hoy no hay repuestas convincentes ni muy claras de porque no llegó la ayuda para muchos que si la necesitan . No cabe duda que estas donaciones NUNCA llegaron a donde tenía que llegar; triste por demás…

Sin embargo estuve leyendo en varios diarios de circulación aquí en Puerto Rico declaraciones de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA, en inglés) que reconocían que perdieron 12 vagones con suministros para los damnificados. Los contenedores extraviados fueron alquilados a la empresa Crowley, según reveló  el portavoz de la agencia federal Marty Bahamonde al periódico el Nuevo Día.

Es penoso y vergonzoso que a un año del devastador Huracán María que dejo la isla completamente destruida; FEMA solo ha podido recuperar seis vagones por denuncias de ciudadanos y ayuda de la Policía de Puerto Rico  ¡!que impotencia siento!!...

Ustedes no se podrán imaginar que aun todavía hay personas sin techo, sin agua sin energía eléctrica “SIN NADA” y todas esas donaciones perdidas; sí perdidas porque aún no están en manos de quienes tienen que estar.

Por Jacqueline Tineo

20 de septiembre 2018 , Killen Texas. - Las Palabras se las lleva el viento, los pensamientos son interrumpidos por el voraz tic tac del tiempo. Se marchitan las lágrimas enmudecidas, y el nudo en la garganta sepulta el adiós de un hasta luego o un hasta siempre. Manos atadas, corazones llenos de agujeros polvorientos, con olor a sombra, desconcierto, con olor a muerte. Un camino difuso, un sol distinto. Nada es igual. Entre la desesperación y la ilusión, nos aferramos a lo mejor, sin saber el color o el sabor de los que otros cocinan. Entre mentiras y verdades vagamos en un pedazo de tierra que para la mayoría es tierra de nadie pero para un puñado, es lo mejor y van tras la conquista de un tesoro.

El espejo de un fenómeno llamado Huracán MARIA, nos hizo ver el reflejo de una realidad que vivía disfrazada de apariencias, y que al pasar los meses ha quedado desnuda una Isla con dos grandes alas: Una que emana esperanza contra vientos y marea, aferrada a lo posible, aferrada a la vida y la Otra, aquella que destruida por los buitres silenciosos de la codicia, del desdén, y la soberbia, se presentan como ovejas salvadoras y no son más que lobos endemoniados. Aquellos que disfrazan sus mentiras, egoísmos, demagogia hostil y aberrante por “aquí estamos para ayudar”... Y así fueron pasando los días, los meses, y hoy, a un año del huracán  María, podemos hablar de un antes y un después de lo que es Puerto Rico.