Por Olga Capellán.-

VALENCIA, España.- La Junta Central Electoral dominicana recientemente anunció los nuevos precios que regirán en los cobros de las diversas documentaciones que expedirá a los ciudadanos de su país que así lo ameriten, incluyendo la Cédula de Identificación personal y de votación electoral que tendrá un costo de 80 Euros, en aquellos lugares donde se expida ese documento, fuera de la demarcación donde no existan oficinas de la OCLEE.

Esta situación ha indignado al Colectivo Dominicano residente en Europa, porque entiende, se le ha abandonado a la suerte, es por ello que muchos dominicanos han salido en defensa de sus conciudadanos, como ha sido el caso del Sr. Becker Márquez Bautista, un dirigente político y social de la comunidad Valenciana y de Albacete.

Por Rodolfo R. Pou

Justo después de los cuarenta, cuando comenzamos a perder la vista y adquirir visión, es cuando los dichos de los ancianos que, nos parecían jocoso a los veinte y los treinta, finalmente podemos comprenderlos como elementos de cognición. Rimas de diptongos sobre arpegios, que portan enseñanzas o advertencias, con fortísimos sincopados de sabiduría, en resumidas dosis de fortuitos indicativos que solo pueden surgir de una cabeza blanca.

Hoy, me llega a la mente uno que guarda en esencia,  nobleza y compasión. “La necesidad tiene cara de hereje.” Una desvirtuada pero no menos cierta abstracción, que cambió de palabras pero no de gesto, cuando fue traducida desde su origen latín. “Necessitas caret lege”, es la frase original y su literal traducción es “la necesidad carece de ley”. El término proviene de una estampa legal de la antigua Roma. Pero con el tiempo y por acústica entre “caret” y cara y “lege” y hereje, se formó la frase que conocemos actualmente. 

No obstante el haber reemplazado “lege” por “hereje” tiene sentido en tanto al período de la Reforma, donde un hereje era quien estaba fuera de la ley o el orden político, científico, artístico y sobre todo religioso. A pesar de que la herejía es una teoría controvertida y es percibida especialmente de manera religiosa, la misma entra en conflicto con el dogma establecido, diferenciándose de la retractación, que es la renuncia una religión. Sin embargo, a pesar del cambio gramatical, la frase permaneció igual en espíritu, dejando la puerta abierta a los delitos cometidos por las personas que a lo largo de la humanidad, lo efectuaran bajo la sombrilla de la necesidad. Es por ello que, la pobreza o la miseria, de alguna forma, disculpa mediante la frase, al infractor. En el enunciado “herejía”, se proyecta como sinónimo de delito o falta, generada por la cruel “necesidad”.

Cuando una persona se encuentra en una situación desesperante, de poder quedarse sin techo, sin alimentos, sin trabajo, en precariedad de salud y sin un recurso para superar ese estado, llevándolo a poder cometer un acto fuera de todo orden de la sociedad, haciendo algo que nunca haría en otra circunstancia para poder sobrevivir o para salir de una mala situación, se dice: “la necesidad tiene cara de hereje”. No de incrédulo o trasgresor, sino de víctima de la carencia. 

Bolívar Balcacer

Por Bolívar Balcacer/ www.prensalatina.net

Pandillas Juveniles: El lado oscuro de los Latinos en Estados Unidos

Elemento importante en el debate generado como parte de la controversia nacional, desatada por las fuertes medidas migratorias implementadas por la administración Trump, es la criminalidad

Un asunto controversial, la criminalidad para muchos es una cortina de humo para encubrir el profundo racismo y la intolerancia, pero es sin duda alguna, como lo muestran las investigaciones y las estadísticas, es un tema íntimamente vinculado con la nueva política migratoria de Estados Unidos, porque es parte de la realidad de muchos barrios de toda la nación y de la Ciudad de Nueva York.

Por Bolivar Balcacer/www.prensalatina.net

Está claro que la palabra crisis se utiliza de una forma repetida en nuestros días, sin embargo, una crisis puede remitir a diferentes ámbitos y parcelas de la realidad. Por ejemplo, la crisis de valores que también vivimos en nuestros días es notable y a su vez, muy peligrosa puesto que la falta de valores causa desorientación. En la actualidad, el modelo ético predominante es el relativismo ético, es decir, el todo vale y todo está permitido.

Los valores son individuales, cada persona tiene su propio modo de pensar y de sentir, pero a su vez, la sociedad también está respaldada por la inercia del momento. ¿Qué valores priman en la sociedad actual? En primer lugar, el valor de la fama alcanzada sin esfuerzo resulta muy tentador para muchos jóvenes que se dejan guiar por los falsos mitos de la televisión. Sin embargo, la verdadera felicidad y bienestar interno surge del esfuerzo, del trabajo constante, de la consecución de metas y de la realización de unos ideales.