Democracia con mano dura! ¿Será este el nuevo Slogans

Opinión
Typography

POR : ALEJANDRO SANTANA

Los dominicanos estamos desesperados y queremos salir de la encrucijada en que nos han metido los políticos que a partir de la muerte de Trujillo nos han gobernado, pero ojo con eso.

El 30 de mayo del 1961, debió ser el fin de la dictadura de los Trujillo en este país que durante 32 años nos gobernaron con manos furas, como lo hacen los tiranos, pero no ha sido así, aún tenemos exclamaciones como  las siguientes.

¡Aquí hace falta un Trujillo! ¡Si Trujillo estuviera vivo! ¿Y por qué  no vuelve Trujillo¿ exclamaciones salidas de la desesperanza de un pueblo que pensó salir adelante luego del ajusticiamiento del dictador.

Pero no ha sido así,. Trujillo retumba, como  retumbó la Caracola Marina del indio Enriquillo en las lomas del Bahoruco  cuando se alzó para luchar por la libertad de su raza.

Trujillo está entre nosotros, Ranfis Domínguez Trujillo, nieto del sátrapa que nos gobernó con manos de hierro durante más de treinta años y de acuerdo a  muchos podría ser una opción de poder en nuestro país.

Muchos hablan de él, lo alaban, lo dimensionan y hasta hay quienes lo están idolatrando el extremo de proyectarlo como virtual candidato a las elecciones Presidenciales del 2020.

Qué Horror y que desconocimiento de la historia, pese a la advertencia de que desconocer nuestra historia nos llevaría a repetir los mismos errores de antaño.

Es como si quisiéramos salir rápido de una encrucijada y que aunque tengamos varios caminos, escojamos el del abismo, el peor  el que nos lleva a la boca del león o al despeñadero donde sólo se escucharan los lamentos de los que queden vivos.

Es cierto que  56 años  luego de haber salido de una dictadura es tiempo suficiente para que muchos de nuestros males hayan desaparecido, pero por  el clamor a lo Trujillo parece que  no ha sido así.

Porque  aún anhelamos, salir de la corrupción, de la Impunidad, de los crímenes, de la inseguridad, de la erradicación  de la delincuencia, que anhelamos buenos servicios de salud, salir de la pobreza, pero no ha sido así.

Por eso se clama a un Trujillo, por entender que cuando el gobernaba sólo el robaba y que muy pocos de su entorno eran los ricos, pero hoy son muchos los que roban, son muchos los ricos y los pobres han aumentado también.

A 56 años de la muerte de Trujillo, nuestros políticos no han logrado satisfacer nuestros anhelos de una sociedad más justa, de mejor  salud, menos pobres y por eso siempre sale a flote  como un grito de ¡Libertad! Hay si Trujillo estuviera vivo! ¿y por qué no vuelve Trujillo¿.

Pero cuidado, escudriñemos la historia, analicémosla para que su sentencia no nos afecte por la desesperación del momento, que al tratar de salir raudos del laberinto no nos lleve al despeñadero para seguir escuchando el grito de los que queden vivos, aún hay muchos buenos dominicanos  visualicemos  a uno y hagámoslo nuestro salvador y dejemos enterrado el pasado, Trujillo debe ser el pasado.

Y para que nos sigamos documentando léanse un trabajo publicado en Al Momento. Net del escritor y político Miguel Espaillat Grullón  el 16 de diciembre 2017con el titulo Algunas preguntas a Ramfis Domínguez Trujillo y a Quique Antún 

Add comment


Security code
Refresh