Un atropello a la libertad de expresión

Opinión
Typography

Por Awilda Gómez/ www.prensalatina.net

Como periodistas graduada en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, donde mis mentores me enseñaron la ética periodística y me formaron para ser hoy lo que soy,  me molesta sobre manera que quieran manipular mi trabajo, mis escritos y sobre todo callar lo que por derecho universal me corresponde el uso de la palabra.

La libertad de expresión forma parte de los Derechos Humanos de las personas y está protegida por la Declaración Universal de 1948 y las leyes de todos los Estados democráticos; ¡!se supone!! o no?.

Según el Artículo 19 de la "Declaración Universal de los Derechos Humanos" el cual reza; “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y  difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Estamos claros que esta libertad supone que todos los seres humanos tenemos derecho de expresarnos sin ser hostigados debido a lo que opinen y escriban.

Nadie, absolutamente nadie, puede manipular que debo escribir, o que debo hablar  y como debo desarrollarme dentro de mi  profesión  periodísticas.

Los periodistas como cualquier otro profesional llámense abogados, médicos, ingenieros, profesores, jueces, etc, etc. saben cómo manejar su campo de trabajo, para eso se prepararon, por el mero hecho de que algunos cuantos no les convenga que se divulgue una información o una denuncia no pueden estar interfiriendo e intimidando a los periodistas; eso se consideran como un atropello a la libertad de expresión.

Nosotros los periodista merecemos respeto; el mismo que se tiene hacia cualquier otro profesional. Estamos llamados a investigar y denunciar lo que entendemos esta mal. Tal vez lo que para muchos es noticia, para mí NO lo es, cada quien tiene su propio criterio y visión de cómo realizar su trabajo. Ahora bien trabajo que debe ser pulido, investigado y sobre todo con criterios propios y éticos.

En sus 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos NO se prohíbe a las personas expresare libremente y mucho menos a coartar lo que esté desea comunicar. 

Entonces hay que poner claro a que la libertad de expresión es un derecho de carácter institucional donde se supone que es un pilar de la democracia; por el solo hecho de que sus interés se vean en peligro NO se puede cortar  a NADIE y muchos al llamado “cuarto poder”.

La autora es graduada en Comunicación Social Mención Periodismo, locutora  y directora del periódico Prensa Latina en Puerto Rico y quien responsablemente escribe este artículo en vista del acoso constante de sus escritos y expresiones.

Add comment


Security code
Refresh