Relatos Cortos

Por Roberto Valenzuela 

El relato de esta semana corresponde al siempre controversial –y más claro que el agua–  Félix Jiménez (Felucho), que aclara sobre palabras que políticos, historiadores, periodistas  ponen en boca del profesor Juan Bosch y  que él nunca dijo: es el caso de “borrón y cuenta nueva” o que dizque se opuso a la reelección como un tema de ideología.

Antes de entrar a ese relato, estoy en la obligación, por las pasiones que despierta el “trujillismo”, de tomar por lo menos un comentario de tantos que me hacen sobre  el anterior artículo "Trujillo mató a mi papá el día de mi cumpleaños", sobre la muerte de Marrero Aristy. El periodista Felipe de Jesús, que trabajó por más de nueve años en el Archivo General de la Nación (AGN), nos dice que la versión que ofrecemos sobre el asesinato del  escritor es la más creíble.

Por J.C. Malone

 Nueva York.-En su ensayo “El pentagonismo, sustituto del Imperialismo” (1966), Juan Bosch explica por qué formaron el Complejo Militar Industrial, ellos no quieren ganar guerras, buscan vender armas.

 Por eso guerreamos siempre, para garantizar el mercado armamentista.

Por Manuel Hernández Villeta

La integración del desayuno y el almuerzo a la escuela fue un paso de avance el pasado año. Muchas madres mandan a los niños a la escuela, pensando que van a tener su alimentación y se encontraran protegidos de ocho de la mañana a cinco de la tarde.

Los aumentos de salarios a los profesores y la contratación de cientos de educadores fue una medida positiva. La construcción y puesta en funcionamiento de decenas de escuelas y liceos en todo el país fue un gran paso de avance para llevar la educación a todos los dominicanos.

 Fue también un paso de avance entregar computadoras a los niños y sus profesores. Llena un cometido social pensionar a maestros que ya están cansados, dieron al magisterio la mayor parte de su vida útil, y es bien merecido su gran descanso.

Por Nestor Ramirez

El 12 de agosto El Pueblo dominicano, hombres y mujeres comprometido con el honor y la dignidad de la patria marcharon en contra de la corrupción que viene degradando la sociedad dominicana en los gobiernos que se han sustituido en el poder en los último veinte años.

 En particular los dos últimos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).