18
Thu, Oct

Maldonado cuestiona políticos rehúyan discutir límite ejercicio del Poder; aborda corrupción y periodismo ético

Noticias
Typography

Por Luis Brito

SANTO DOMINGO.- El presidente de la Sociedad Dominicana de Diarios, Inc., (SDD) Persio Maldonado Sánchez, cuestionó este domingo que la clase política dominicana haya rehuido discutir de manera seria un tema que ha sido central para la vida pública del país, el de la reelección presidencial.

Afirmó que el liderazgo y la dirigencia política han tenido una irresponsabilidad con ese aspecto. “Siempre es un tema (el de la reelección) que está sobre la mesa, pero nadie lo quiere tocar”, adujo.

El también director del periódico El Nuevo Diario, favoreció que la República Dominicana establezca constitucionalmente límite para el ejercicio del poder político.

Expresó que los países y sociedades con democracia consolidada, lo han logrado por establecer límite al ejercicio del poder. Fue entrevistado por Guillermo Gómez en el programa Aeromundo, que transmite los domingos por Color Visión.

“Por eso el tema reelección siempre anda floreando todas las posibilidades, y en el consciente colectivo la idea de la reelección siempre queda abierto, porque tenemos como sociedad un conflicto con el incumplimiento de la Ley, porque todos queremos buscarle una vuelta a la Ley…”, argumentó.

Maldonado Sánchez se pronunció a favor del esquema estadounidense de dos períodos presidenciales y nunca jamás.

“En Estados Unidos ha tenido éxito el esquema de dos períodos y no más, y ha sido por una razón esencial, es que ningún presidente puede modificar la Constitución para beneficiarse a sí mismo”, manifestó.

Dijo que aquí hay que establecer reglas claras en ese sentido, para que el que asuma la Presidencia no pueda estar calculando desde el Palacio Nacional con la Constitución para saber cómo la va a modificar a su beneficio.

Además, agregó que un ex Presidente de la República que se convierta en un aspirante permanente al ejercicio del Poder, se constituye en un obstáculo de un liderazgo nuevo en el partido al que pertenezca.

El ejecutivo periodístico observó que históricamente la República Dominicana ha tenido una dinámica política contraria a la que desarrollan los países civilizados.

“Todos los actores de los países civilizados someten su accionar al contenido constitucional, al límite de la Ley, nosotros, por el contrario, actuamos y luego arreglamos los aspectos constitucionales para adecuarlos a nuestras actuaciones y conveniencias”, dijo.

Cuestionó que como consecuencia de la propia irresponsabilidad de ese liderazgo político, el país, en pleno siglo 21, no dispone de una Ley de Partidos Políticos.

Sobre el particular, deploró que las organizaciones políticas que dirigen la democracia dominicana no tienen una normativa que rija su propio accionar.

SOBRE LA CORRUPCIÓN

Persio Maldonado consideró que históricamente el país ha tenido un problema serio con el tema de la corrupción, y señaló que este mal no es tan dañino por lo que se lleva, sino por lo que daña esa acción delictiva.

“Creo que la sociedad dominicana, que ha estado caracterizada básicamente por la impunidad, nos ha permitido tener el país que posiblemente ninguno hemos deseado”, sostuvo.

Añadió que cuando predomina la impunidad, no solo quedan impune los funcionarios y empresarios involucrados en la corrupción, sino que la sociedad, el ciudadano común, comienza a comportarse de igual manera.

“La gente no respeta las normas, las leyes, siempre está calculando que se puede salir con la suya, y creo que si alguna consecuencia tiene el sistema de corrupción pública ha sido esa impunidad colectiva en que nos estamos comportando hoy como sociedad”, precisó.

Agregó que la corrupción hace un daño enorme a la vida  del país, y sobre todo en una democracia.

Sostuvo que a la sociedad dominicana le falta establecer reglas se juegos y que estas sean respetadas por sus ciudadanos.

DESAPEGO A INSTITUCIONES

Maldonado Sánchez, también presidente de la Federación Dominicana de Tenis, reflexionó que los llamados sectores fácticos de la sociedad están hoy bajo cuestionamiento.

Opinó que la sociedad dominicana está dando manifestaciones de mucho desapego a sus instituciones, como Gobierno, iglesias, medios de comunicación, partidos políticos y demás organizaciones que de alguna manera han mantenido el control de la nación.

“La gente está dispuesta mucho a no creer”, afirmó.

EL ROL DE LA PRENSA

A juicio del presidente de la SDD, la prensa dominicana tiene grandes desafíos en estos tiempos, tras señalar que “hay un cambio extraordinario en cómo se están manejando los medios”.

Manifestó que la tecnología es el primer desafío de los medios, seguido de la conducta ética que vive la comunicación en República Dominicana.

Dijo que las redacciones de los periódicos y noticiarios han ido perdiendo mucho talento que han emigrado para manejar relaciones públicas de otras empresas privadas y oficinas gubernamentales.

“Ese es un material que se ha perdido, básicamente por razones económicas, por cuestiones salariales, y yo creo que eso afecta mucho el tema de la calidad de la libertad de prensa”, puntualizó.

GOBIERNO Y MEDIOS

Sobre los cambios importantes en las políticas públicas de comunicación, recalcó que el Gobierno ha permitido poco acceso al cuestionamiento de los medios, a la investigación.

Ratificó que el gobierno se ha limitado solo a pautar lo que las autoridades creen que es noticia, perdiendo así los aspectos noticiosos más relevantes de sus propias acciones.

“Constitucional hay un rol que los medios tenemos que cumplir y ha sido la queja que nosotros (Sociedad Dominicana de Diarios) hemos expresado constantemente, que el gobierno normalmente se pauta y no responde a cuestionamientos de la prensa en el momento oportuno en que los acontecimientos se están produciendo”, ratificó.

Añadió que la función de la prensa reside en dos aspectos básicos, preguntar e investigar, después está el de opinar sobre los acontecimientos.

Dijo que en la medida en que se perfecciona el trabajo de la comunicación gobierno-medios de comunicación, las gestiones gubernamentales son mejores, la sociedad es mejor.

Apuntó que nadie debería apostar a que a un gobierno le vaya mal, porque cuando eso le ocurre a una gestión gubernamental determinada, al país entonces le va mucho peor.

“Alguien que tenga interés de que su país progrese, lo que le debe interesar es que a un gobierno le vaya bien, y obviamente un gobierno que tenga la fortaleza que contribuya a la fortaleza institucional de un país”, subrayó.

Insistió en que la tarea más importante que la República Dominicana ha necesitado, que es la organización del país, ningún gobierno la ha querido asumir.

LAS NOTICIAS FALSAS

Maldonado Sánchez cuestionó el fenómeno mundial que se está dando consistente en producir noticias falsas como forma de manipular a la opinión pública de alguna nación.

Recordó el caso de las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos, cuyos resultados posiblemente pudieron ser alterados con el manejo irregular de unas 50 millones de cuentas de la red social Facebook.

Igualmente, refirió el pasado proceso político Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea), del que se ha dicho probablemente fue decidido en base a una manipulación.

PERIODISMO POR ENCARGO

En respuesta a una pregunta del entrevistador, Persio Maldonado dijo que la política de tener periodistas pagados para reproducir informaciones y condicionar a la opinión pública, es algo que altera el contenido de la verdad, de la libertad de prensa y vulnera un derecho constitucional para la sociedad dominicana.

Recordó que el derecho a la libre expresión y a la búsqueda de información no es exclusivo a los directores de medios como periodistas, sino también un derecho de ciudadanía, de la sociedad.

“Lo que se hace en un medio de comunicación no es más que buscar a indagar información, investigar, cuestionar a un funcionario, a un gobierno, a un empresario, para que la opinión pública tenga una información veraz sobre algún acontecimiento”, puntualizó.

Sin embargo, aseguró que a pesar de la existencia de las llamadas “bocinas” que les hacen relaciones públicas a los gobiernos y defienden intereses del sector privado, la prensa nacional todavía conserva un gran número de periodistas que hacen su trabajo de manera honesta, ética y seria.

“Entonces yo creo que eso no lo podemos despreciar ni podemos dejar de reconocerlo”, precisó.

Insistió en que si se realiza un inventario del desenvolvimiento de los medios y de periodistas, arrojará que la prensa dominicana sigue teniendo a grandes periodistas que hacen su trabajo de manera honesta.

Manifestó que el reto consiste en ir desbrozando el camino para distinguir entre el comunicador que ejerce de manera ética y el que lo hace con otros propósito que no es el de servir a la sociedad.

 

 

Add comment


Security code
Refresh