16
Tue, Jan

Martha Heredia y José Manuel Moliné

Editorial
Typography

La semana que ha terminado ha sido marco para que dos personas que estaban privadas de libertad, salieran a las calles, circunstancia que pone a prueba la capacidad colectiva del perdón.

José Manuel Moliné Rodríguez y Martha Heredia (y aun cuando no sean comparables cuando se analiza las razones de la acción cometido), le fallaron a la sociedad al cometer actos de gravedad considerable.

El primero sentenciado a 20 años por su participación en un crimen que sigue siendo horrendo e inasimilable y la cantante, en virtud de un programa (Medio Libre) que permite a una persona encarcelada en determinadas condiciones, salir de jueves a sábado a estudiar y trabajar y al efecto comenzará a formarse en Turismo e Idiomas en la Universidad Abierta para Adultos (UAPA).

En el primer caso, la comunidad nacional no puede hacer nada que no sea respetar la decisión de la sentencia que el ex-recluso ha cumplido ejemplarmente.

Merece su segunda oportunidad. Se la ha ganado, sin dudas y sin que deje de doler la trágica circunstancia que arrebato la vida al niño José Rafael Llenas Aybar. Nada podría hacer que  se vuelva a la realidad que afectaron. Lo hecho, hecho está.

Martha Heredia, de su lado nos defraudó a todos con su delito.

Pero también merece la oportunidad de rehacer su vida en lo que cumple su sentencia.

Estos dos casos ponen a prueba la capacidad colectiva del perdón.

Add comment


Security code
Refresh